ga('require', 'displayfeatures');

Guía básica para entender el estrés

Pamela Palma

¿Alguna vez te has sentido bajo estrés?, seguramente si. El estrés es algo que todos hemos experimentado, de manera intensa, en una dosis muy más leve, sentir que perdemos el control de la situación ó no poder controlar nuestras emociones. Es momento de hablar y entender el estrés. 

¿Qué es el estrés? 

La definición realmente depende de cada uno de nosotros, según como lo vivamos y las experiencias que hemos tenido en cuanto al estrés. Podemos decir de manera general que el estrés es la condición física y mental que se presenta cuando una persona no se adapta a un entorno. Generalmente relacionamos la palabra estrés con eventos desagradables, como presiones, problemas y cuestiones que nos sacan de nuestra zona segura, pero es cierto que un estilo de vida saludable puede incluir estrés. 

Ahora que tenemos una idea un poco más clara de lo que significa debemos saber que el estrés puede generarse por muchos factores, entender de dónde viene y por que nos permitirá poder controlarlo. 


Clasificación del estrés.

Positivo o Eustrés: Las situaciones que lo generan sabemos que serán emocionantes y las deseamos. Por Ejemplo: Un viaje.

Negativo o Distrés: Situaciones incómodas o preocupaciones que nos invaden. Por Ejemplo: Perder el trabajo.

Crónico: Es el tipo de estrés que ha sido acumulado durante un largo tiempo. Este cúmulo de emociones negativas genera fatiga y afectaciones a la salud. Generalmente se presenta en casos laborales. Por ejemplo: Llevar muchos años en un trabajo que no nos guste o haga feliz. 

Agudo: Se crea en situaciones que rompen con el equilibrio de un individuo por un período de tiempo específico y como resultado de un evento, pérdida, sorpresa. Por ejemplo: El tráfico.

Fisiológico: Somatizar las preocupaciones en síntomas físicos. Por Ejemplo: Dolor de cabeza.

Psicológico: Nos hace sentir amenazados, lastima nuestro ego y seguridad. Por Ejemplo: Terminar una relación.

Ya vamos teniendo más claro el tema ¿no?, ahora podemos identificar lo que estamos sintiendo y poder hacer algo, pero qué pasa en nuestros cuerpo cuando estamos estresados?¡ MUCHAS COSAS! . 

El estrés afecta de muchas formas nuestro cuerpo, y si bien ya mencionamos que de alguna forma el estrés es bueno la mayoría de las consecuencias son negativas. 

Sistema Inmune: El estrés nos hace más sensibles a agentes externos, más susceptibles a cualquier enfermedad viral ya que nuestras defensas bajan.

Sistema Reproductivo: El estrés es agotador para el cuerpo y la mente, según el Instituto Americano del estrés no es raro perder el deseo sexual en los hombres y en cuanto a las mujeres puede afectar al ciclo menstrual y potencializar los síntomas de la menopausia. 

Sistema Digestivo: Puede generar acidez, reflujo, hinchazón y estreñimiento. La absorción de nutrientes en el intestino también es afectada. 

Muscular: La tensión muscular puede causar dolor de cabeza, espalda, hombros, en general de todo el cuerpo. 


¿Cómo manejar el estrés?

Después de aclarar nuestra dudas en cuanto a lo que es el estrés, entender de donde proviene y lo que sucede en nuestro cuerpo cuando experimentamos situaciones estresantes debemos de aprender a manejar nuestras emociones, tomar acción para que nuestras vidas no terminen invadidas de estos sentimientos. 


  1. Cómo inicias tus días: Lo que escuchamos, lo que vemos y lo que pensamos es lo que nos acompaña todo el día. Iniciar a la carrera, de mal humor y sin ganas no nos permiten sentirnos motivados para tener un gran día. Empieza con una meditación, estiramientos, yoga o ejercicios te dará la energía que necesitas. 
  2. Tener un propósito: ¿Qué te motiva?, ¿Cuales son tus metas?, ¿Qué te mueve?. Siempre tener bien claro el camino y el porqué hacemos las cosas, a pesar de los momentos difíciles saber hacía donde vas te dará la tranquilidad que necesitas. 
  3. ¿Cuál es tu alternativa?: Existen muchas formas de poder contrarrestar el estrés y recuperarnos de manera física y emocional. Terapia, meditación, ejercicio, aceites esenciales, ir al spa, un baño etc. Solo es encontrar lo que nos hace sentir en paz, a nuestro tiempo y de la forma que deseemos. 


Entender el estrés también es una forma de autoconocimiento, saber qué nos hace perder el control de nuestras emociones y como nos  hace sentir nos permite también entendernos y aceptar estos momentos en nuestra vida. Verlo de una manera positiva, el estrés nos impulsa a salir de nuestra zona de confort, a tener creatividad, a tomar decisiones que normalmente fueron difíciles de tomar. 

Te invito a cambiar la forma de hablar del estrés y también de verlo. 


Pamela Palma

Pamela Palma

Siempre en la búsqueda infinita del bienestar. Amante de la naturaleza y comprometida con protegerla. Me gusta probar siempre cosas nuevas para promover el selfcare en mi y en los que me rodean. 

Fan de los animales y del ejercicio, intentando comer saludable todos los días. En constante evolución.



@pamepame90

Suscríbete

Suscribete y te acompañaremos en la búsqueda del bienestar cada mes con nuestros consejos y recomendaciones.

Suscríbete

Suscribete y te acompañaremos en la búsqueda del bienestar cada mes con nuestros consejos y recomendaciones.