La Reflexología como terapia holística

The T'ai Spa

La Reflexología se basa en el concepto que todas las partes del cuerpo están conectadas por canales que terminan en los pies, las manos y la cabeza. Es una de las terapias complementarias a la medicina convencional con mayor aceptación en la actualidad, pues coopera con los sistemas autocurativos del cuerpo sin ser agresiva de manera alguna

En reflexología, el término reflejo hace referencia al punto reflejo de los órganos, sistemas y estructuras corporales que se encuentran en los pies y las manos. La reflexología trabaja sobre estos puntos reflejos de forma precisa y sistemática. Los dedos pulgares e índices de la terapeuta ejercen una presión controlada en los puntos reflejos influye en un órgano del cuerpo y en la relación que se establece entre sus funciones beneficiando la homeostasis.

¿Cómo ayuda?

Sirve para liberar la tensión física y mental, para recuperar el bienestar y sentirse mejor. Los pacientes con padecimientos como sinusitis, asma, migrañas, depresión, ansiedad, trastornos musculares, menstruales, hipertensión, así como, trastornos intestinales como el colon irritable han obtenido resultados muy positivos con esta terapia.

¿Cómo funciona?

La teoría tradicional defiende que la energía o “fuerza vital”, fluye por el cuerpo a través de canales o meridianos que cuando se bloquean o la energía fluye más lentamente, ciertas partes del cuerpo carecen de energía suficiente provocando enfermedades.

La reflexología permite limpiar los canales y restablecer la libre circulación de la energía vital. La teoría moderna establece que esta terapia actúa sobre el sistema nervioso; en el pie terminan más de 70000 nervios que la médula espinal conecta con todas las partes del cuerpo. Si se trabaja sobre los extremos de dichos nervios, la reflexología puede estimular, calmar o sedar para que funcionen adecuadamente.

Tratamiento

Con la reflexología, a través de los pies o de las manos, se pueden tratar todas las partes del cuerpo con lo que el paciente sólo se limita a sacarse los zapatos y calcetines. La aplicación y sus efectos varían según el paciente.

Las sesiones en The T’ai Spa suelen durar 50 minutos, aunque en una sola sesión se puede liberar tensiones para efectos más arraigados o crónicos se puede necesitar de un tratamiento con más sesiones. La cantidad y la frecuencia dependerán naturalmente de cada paciente así que pregunte a su terapeuta.

Consideraciones

Las personas embarazadas, los pacientes que tomen fármacos o que se les haya implantado un marcapasos o hayan tenido un trasplante reciente de algún órgano pueden necesitar un tratamiento específico que deben tratar con la terapeuta especializada antes de la realización de esta terapia.

The T'ai Spa

The T'ai Spa

Déjanos acompañarte en la constante búsqueda del bienestar.

The T'ai Spa

Suscríbete

Suscribete y te acompañaremos en la búsqueda del bienestar cada mes con nuestros consejos y recomendaciones.

Suscríbete

Suscribete y te acompañaremos en la búsqueda del bienestar cada mes con nuestros consejos y recomendaciones.