ga('require', 'displayfeatures');

¿Estas durmiendo con el enemigo?

Sara Renshaw

¿Tu o algún miembro de tu familia sufre de asma? Puede que estés durmiendo con el enemigo. Las personas y las mascotas se desprenden de suficientes células de la piel cada día, como para alimentar a un millón de ácaros. Estas pestes microscópicas comen tu piel muerta y aman los ambientes húmedos de tu cama después de 7 horas de sueño. No podemos verlos a menos de que tuviéramos una vista super poderosa o un microscopio. Cuidado: ¡No goggles su imagen! La presencia de ácaros no te matará, pero pueden producir ataques de alergias cuando son inhalados. En casos severos, la respuesta del cuerpo puede convertirse en un ataque de asma.

  • Probablemente esta será la primera vez que escuches esto, pero no tiendas tu cama justo después de despertarte. Sacude y deja a un lado las sábanas y cobijas, esponja las almohadas y deja que se quede así por una hora o justo antes de que tengas que irte. Abre las ventanas y prende los ventiladores para dejar salir el aire viejo y dar paso al aire fresco. 
  • Lava semanalmente tus sábanas con agua caliente y con detergente que no contenga perfumes, químicos o aditivos de color, para asegurarte de quitar todos los alérgenos. No te olvides de las fundas de las almohadas.
  • Compra sábanas y cobijas hipoalergénicas, hechas de bamboo o de algodón orgánico para mantener el moho y los ácaros lejos. Cuando llegue el momento indicado de comprar un nuevo colchón, has una buena inversion y asegúrate de comprar uno ecológico y almohadas hechas de latex natural. No compres productos memory foam; el moho crece fácilmente en este material, y aún peor, expide gases tóxicos por al menos un año.
  • Mantén a los perritos fuera de tus camas. Lo sé… ¿quién no disfruta acurrucarse con firulais? Pero ese pequeño va por ahí cargando quién sabe que tantas cosas en sus pies y pelaje. Compra una cama para los miembros de la familia que tienen cuatro patas y asegúrate de aspirarla una vez a la semana para mantener su polvo y caspa controlados.
  • Al polvo y a los alérgenos les gusta esconderse en lugares como la parte superior de tu cama. Una aspiradora de buena calidad con filtro HEPA es la mejor herramienta para llegar a esos lugares difíciles. Asegúrate de sacudir todas las superficies con un trapo de microfibra cada semana para mantener el polvo bajo control.
  • Los aires acondicionados son los mejores para chupar todo lo que hay en el aire; es por eso que, es un buena idea limpiar los filtros con agua y jabón una vez al mes. Lo mismo hay que hacer con los ventiladores de techo; es un lugar súper común donde podemos encontrar reunidas a todas las partículas de polvo que hay en el aire. 
  • Utiliza tapetes a los lados de la cama para limpiar tus pies antes de acostarte, de preferencia que sean de algodón orgánico, bamboo o cualquier fibra natural. Esto es especialmente importante para los niños, ¡a ellos no les importa ni un poco tener los pies sucios de tierra del jardín o del polen al que son alérgicos cuando se van a acostar!
  • Si te gusta prender velas para tener un ambiente sexy, asegúrate de que estén hechas de cera de abeja o con base soya y fragancias naturales. Utiliza la aromaterapia con aceites esenciales para dar un ambiente agradable y relajante a tu habitación. 

Hogar Saludable. Personas Saludables. Planeta Saludable. 

Aprende más sobre cómo desintoxicar tu habitación y remover potenciales alérgenos, da clic aquí y descarga gratis la Lista de Verificación de Desintoxicación del Hogar. 



Sara Renshaw

Sara Renshaw

Loving Founder and Sustainability Consultant @greenmayaproject.

All things GREEN at El Buzz Verde.

Greenmayaproject

Suscríbete

Suscribete y te acompañaremos en la búsqueda del bienestar cada mes con nuestros consejos y recomendaciones.

Suscríbete

Suscribete y te acompañaremos en la búsqueda del bienestar cada mes con nuestros consejos y recomendaciones.