ga('require', 'displayfeatures');

Adoptemos un nuevo estilo de vida: Slow Beauty

María Fernanda Ortega

Una vida más pausada.

Vivimos en un mundo en el que nada se detiene, todo va conforme a la corriente y muchas veces nos atrapa y no nos deja detenernos a dar un respiro, a escuchar lo que nuestro cuerpo quiere decirnos y a ver de qué manera estamos estamos viviendo nuestra vida.

El concepto “Slow” 

Es un estilo de vida más pausado, calmado y consciente adaptado a cualquier ámbito para concientizar a los consumidores a vivir un poco más a fondo el aquí y ahora, a responder a las necesidades del cuerpo pero sobre todo a las de nuestro entorno. Actualmente ya existen varios tipos de slow que podrían sonarnos muy familiares como lo es el Slow Food y el Slow Fashion, ambos con la misma finalidad de hacerle ver al consumidor que existen otras alternativas con menos riesgo en la producción y que sin embargo nos favorece más a las personas.

¿Conoces el Slow Beauty?

Hoy les quiero presentar a un tercer concepto que es el “Slow Beauty” que de igual forma va de la mano con una producción amigable con el medio ambiente y la creación de productos sin sustancias tóxicas para el ser humano. 

Seguro te preguntarás, ¿qué gano uniéndome a este estilo de vida? y la respuesta es muy sencilla tener una vida más saludable, estos productos son creados a mayor conciencia para que no dañen nuestro cuerpo, los ingredientes son naturales, no son testeados en animales y son respetuosos con el medio ambiente. Pero mi favorito es que muchos de ellos los podemos hacer en casa, existen ya varios libros que nos enseñan a cómo hacerlo de manera sencilla; un libro que recomiendo es: Slow Beauty, rituals and recipes to nourish the body and feel the soul por Shel Pink, explica más a fondo de que se trata el estilo de vida Slow Beauty y tiene varias recetas que puedes hacer tu mismo dependiendo de cada estación del año. 

Una sección de este libro que quisiera compartir con ustedes es la de “Seasonal Mist” la cual nos dice como hacer un mist para cada época del año, el cual sirve para darnos un glow extra en el rostro o tener un aroma agradable que nos acompañe en nuestro día, además de que estos mists están llenos de vitaminas y minerales que benefician a nuestra piel.

El mist perfecto para el invierno es de toronja y manzanilla.

 

La toronja estimula el sistema inmunológico, frena el azúcar y alivia síntomas de la depresión mientras que la manzanilla es un calmante, alivia la ansiedad y ayuda a eliminar el insomnio.   Lo que necesitamos para hacer nuestro mist: 

1 rodaja de toronja. ½ taza de agua destilada. ½ cucharada de glicerina vegetal. 

2 gotas de aceite con esencia de manzanilla. 

2 gotas de aceite con esencia de toronja.    

¿Cómo hacerlo? 

 Exprime la toronja dentro de un contenedor y retira las semillas para simular un jugo de toronja.En una taza medidora mezcla 1 cucharada del jugo de toronja, el agua destilada, la glicerina vegetal, las gotas del aceite de toronja y manzanilla.

Coloca la mezcla de mist en un contenedor de spray y refrigera.

Y listo, ¡Disfrútalo! Este mist debe durar de 2 a 3 días.

María Fernanda Ortega

María Fernanda Ortega

Conoce, aprende, involúcrate, viaja, no dejes de empaparte de las cosas buenas en la vida.

Me gusta coleccionar información y momentos que me hagan crecer.

- Todo bien, nada mal -


@ferrortg

Suscríbete

Suscribete y te acompañaremos en la búsqueda del bienestar cada mes con nuestros consejos y recomendaciones.

Suscríbete

Suscribete y te acompañaremos en la búsqueda del bienestar cada mes con nuestros consejos y recomendaciones.